Cerámica ¿ilegal?

Texto: Anónimo.

Cerámica, ¿ilegal?

Hace un tiempo que tengo mi emprendimiento cerámico, mejor dicho, hace tan solo unos meses… ¡muy poquito!

Hago cerámica desde la niñez en el taller municipal de mi ciudad.
Hace unos meses pude comprarme mi propio horno y meterme de lleno en este mundo infinito de conocimiento.

Si me preguntan qué es la cerámica, sería difícil dar unas respuesta…

Lo primero que pienso, es en el compartir, en el ambiente que se genera dentro de un taller. El compartir desde un mate, una experiencia, una anécdota, una fórmula, una técnica y tantas cosas más. Es infinito y hermoso lo que uno puede aprender del otro.

Hace tan solo unas semanas me llegó una historia de Instagram que decía algo así: “mí método de construcción en cerámica está patentado”.

Seguí pasando las historias… y pasaron los días… Pero eso me quedo haciendo ruido.

Entré una mañana a Pinterest y ví un bowl hecho en cerámica que me encantó. Enseguida recordé esa historia que vi en Instagram con ese mismo método de construcción (construcción por escamas). Algo que yo consideraba una técnica básica en la construcción de piezas cerámica.

Así empezó mí búsqueda y lo que encontré en el Instituto Nacional de Propiedad Industrial de Argentina, (dónde se registran patentes de invención y modelos de utilidad), llamo mucho mi atención. En este instituto está patentado un modelo, un recipiente construido con la técnica de escamas. Sigo averiguando y la respuesta que obtengo del instituto es que ese modelo está patentado, no su método de construcción.

Como modelo industrial no se protege técnica de construcción se protege su aspecto estético y similares.

Es decir que, tiene protegido su estilo ornamental, y que se consideraría plagio, cualquier pieza igual o de aspecto similar.

Pero qué amplio es “aspecto similar”, ¿no? Tan amplio que no me supieron decir que abarca.

Y así es como decimos en Argentina, “me pinchan el globo” por primera vez. (Expresión que utilizamos para decir que te hacen ver la realidad).

Pensando en todo lo lindo de la experiencia y de compartir en el mundo de la cerámica, encontrarme con esto me dio pena y sigo pensando…

¿Qué pasaría si todos patentáramos modelos? Se acabaría este mundo mágico de la cerámica… Quizás…
Solo espero que eso no pase…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *